Búsqueda personalizada

viernes, 29 de junio de 2012

Acupuntura y Magnetos












La Biomagnetoterapia es una ciencia que estudia la utilización de imanes naturales en los seres vivos, con el objetivo de activar la circulación sanguínea, relajar los músculos, revitalizarlos, lograr un mayor aporte de oxígeno. 

Dentro del biomagnetismo podemos utilizar la IMANTERAPIA que es una terapia energética, holistica, inocua, natural basada en la utilización de imanes portables de diversos tamaños que producen aumento de circulación y oxigeno en los seres vivos, potenciando beneficios y acelerando los procesos naturales del organismo hacia el bienestar. 

Definición de imán: Es un mineral de hierro que posee características de atracción y rechazo. Están compuestos fundamentalmente de hierro y oxigeno en diversas combinaciones y proporciones. 

Desde tiempos remotos se conoce la piedra imán, que posee la misteriosa cualidad de atraer trozos de hierro. Esto en la antigüedad parecía cosa de magia, porque se creía que para mover un cuerpo había que tocarlo de alguna manera, por eso suponían que esta piedra encerraba algún fluido misterioso o invisible, una fuerza divina, que podía atraer y agarrar los trozos de hierro. 

Esta piedra llamada magnetita es un óxido de hierro y abunda en ciertas regiones de Asia Menor, justamente el nombre de magnetita proviene de la ciudad de Magnesia. 

La magnetita es un imán natural, también se la llamó calamita, en Francia se llama aimants que significa amante posiblemente por su capacidad de atracción, existen otros imanes naturales como las piritas. Si frotamos una barra de acero con un imán, la barra se transforma en un imán artificial. También podemos obtener imanes artificiales por medio de la corriente eléctrica, ya que cargas eléctricas en movimiento producen fenómenos magnéticos. 

En la época de Tales de Mileto los fisicos querian saber de que modo influye una carga electrica sobre una aguja magnetica, suponían que por sus semejanzas el magnetismo y la electricidad estaban vinculados: hay dos clases de electricidad y hay dos clases de polos magnéticos, los polos magneticos del mismo nombre se rechazan y dos polos de distinto nombre se atraen, al igual que la corriente eléctrica. Además habían observado que los rayos son descargas eléctricas que perturban las brújulas. En 1820 Hans Christian Oersted, soluciona el enigma y descubre que toda corriente eléctrica crea un campo magnético. Luego los hombres de ciencia buscaron el fenómeno inverso: producir corriente eléctrica mediante campos magneticos.

En 1830 Faraday realizó una experiencia sencilla moviendo un imán en un conductor circular produjo una corriente eléctrica denominada corriente inducida. Cuanto más rápidamente se mueve el imán mas intensa es la corriente. Si pensamos que toda la materia está formada por átomos que poseen un núcleo central con carga positiva (debido a la presencia de protones) y que alrededor giran electrones con carga negativa, a su vez cada electrón posee un giro sobre su eje (spin), podemos deducir que todos los átomos generan fenómenos magnéticos, ya que cargas eléctricas en movimiento producen campos magnéticos. A su vez cada célula tiene una diferencia de potencial de membrana debido al intercambio de iones de sodio y potasio esto genera una suave corriente eléctrica que es de aproximadamente 70 a 90 mv. Podríamos comparar a una célula con una pila, si la pila se descarga totalmente tiene lugar a la muerte celular, pero podemos recargar las pilas y devolver la situación celular a la normalidad si le acercamos un campo magnético. Las terapias magnéticas contribuyen a devolver la frecuencia vibracional a parámetros normales. Este efecto del magnetismo ayuda a acelerar la cicatrización de heridas, llagas, recalcificación y regeneración ósea. 

Los científicos comprobaron que el cuerpo humano es una verdadera fuente de campos magnéticos generados por diferentes órganos como el corazón el cerebro, los músculos y otros tejidos. Las fluctuaciones de campos magnéticos pueden ser medidas por medio de magnetocardiógrafos o magnetoencefalógrafos que miden las corrientes de iones que circulan a traves del corazón y el cerebro. 

Definición de campo magnético: Es el espacio que rodea a un imán sobre el cual puede ejercer su fuerza magnética. El campo magnético depende de la masa y de la potencia . A mayor masa es decir mayor cantidad de moléculas habrá mayor fuerza del campo magnético. A más potencia más campo magnético.
Existen tres variedades de imanes de acuerdo a su potencia: 

• Imanes de alta potencia: Deben utilizarse durante períodos de tiempo breves. Provocan un importante aumento circulatorio produciendo relajación y eliminación de toxinas. Los más utilizados en terapia corporal tienen una potencia de 4000 gauss. 
 
• Imanes de mediana potencia: Se pueden dejar colocados durante la noche, por ejemplo en hallux valgus, en rinitis, en artrosis o artritis de dedos y cumplen con la función de reequilibrar y derivar la sangre hacia donde sea necesario, evitar bloqueos energéticos o sanguíneos en determinadas zonas y trabajar en un momento en el que el cuerpo se encuentra descansando. Su potencia oscila entre los 1500 y 2500 gauss de potencia. 

• Imanes de pequeña potencia: Se pueden dejar varios dias colocados en los puntos de digito o acupuntura y pueden utilizarse luego del masaje en puntos chinos, luego de una sesión de digitopuntura o luego de realizar acupuntura. La potencia fluctua entre 200 y 800 gauss y pueden utilizarse complementariamente y para reforzar el tratamiento. 

POLOS DE UN IMAN: 

Todos los imanes presentan dos polos: uno positivo que es el sur y otro negativo que es el norte. Cada uno de ellos presenta características y efectos diferentes cuando se los coloca en el cuerpo humano. 

El polo norte tiene propiedades relajantes, dispersantes, sedantes, es el polo frío. 

Los efectos sobre el organismo son: disminución de la energía reducción del flujo sanguíneo, por lo que puede utilizarse en hemorragias, hematomas, extravasación sanguínea. Es decir siempre se utiliza en procesos agudos con aumento de edema o inflamación, ya que posee acción antiinflamatoria. Se utiliza tambien en heridas, tumores cutáneos, pústulas y forúnculos. 

El polo sur tiene propiedades tonificantes , refuerza, da energía estimula la producción de proteinas de naturaleza acida y acelera los procesos de maduración, es el polo cálido. 

Los efectos en el organismo son: estimulación energética y acelera el crecimiento. Vigoriza, activa la circulación y revitaliza. 

La acción más eficaz es mediante aplicaciones bipolares es decir un polo sur en una zona corporal y un norte en otra para realizar un campo magnético de atracción. 

Metodología de trabajo: 

Es muy importante hacer un tratamiento de base que consiste en colocar imanes de alta potencia en las zonas reflejas mas importantes del cuerpo como son las palmas de las manos y las plantas de los pies ya que estas zonas reflejan y se relacionan con organos, visceras y zonas corporales. 

La regla de tratamiento es utilizar un imán de alta potencia, polaridad norte o dispersante debajo del pie derecho y otro de igual potencia, pero de polaridad sur o tonificante debajo del pie izquierdo. Esto es indicado especialmente en enfermedades que afecten la mitad inferior del cuerpo, como artrosis de rodillas, ciática, etc. 


Otro regla es utilizar un imán de alta potencia, polaridad norte en la palma de la mano derecha y otro sur en la palma izquierda. Esta regla está indicada en enfermedades de la mitad superior del cuerpo como trastornos en brazos, cervicales, etc. 

Mi forma de tratamiento es realizar simultáneamente ambas palmas y ambas plantas, siempre teniendo en cuenta la regla derecho rojo (norte), izquierdo negro (sur). 

Luego de realizar esto durante 15 a 20 minutos, se genera un campo magnetico de atracción y se activa la circulación. 

Estamos en condiciones de realizar un tratamiento local, con imanes de alta potencia en la zona durante otros 15 minutos o colocar imanes a distancia en puntos reflejos o puntos de acupuntura. 

La principal función de los imanes es atraer el hierro es por eso que actúan primordialmente a nivel circulatorio ya que el hierro se encuentra en una proporción de 5 gr. en el cuerpo y la mayor concentración de hierro se halla en la hemoglobina de la sangre, por lo que los imanes provocan vasodilatación en las arterias permitiendo un mayor flujo sanguíneo y mayor eliminación de toxinas y productos de desecho. Cada molécula de hemoglobina se une a 4 moléculas de oxigeno que es vital para el organismo, además una de las funciones de la hemoglobina es transportar el oxigeno a las células por lo que logra que las células se revitalicen y tengan mayor energía. 

Los imanes también actúan sobre las terminales nerviosas, provocando una suave corriente eléctrica que provoca sedación. 

La combinación de esta excelente técnica junto a la digitopuntura o acupuntura da resultados muy beneficiosos, ya que el punto de digitopresión es una zona mucho mas vascularizada que las zonas aledañas, debido a que debajo del punto existe una aglomeración de arteriolas en forma de glomus, lo que permite mayor aporte sanguíneo en el punto de acupuntura, además el punto tiene menor resistencia electrica al paso de la corriente y adelgazamiento del epitelio lo que permite que el imán actue tanto en sedación como en tonificación, logrando resultados locales y a distancia. Un ejemplo de tratamiento muy utilizado en combinación de imanes y digitopuntura es en el caso de una contractura importante en la zona superior de trapecios, realizamos primero el tratamiento general en pies y manos 15 minutos, luego colocamos en el recorrido de vesícula biliar, pequeños imanes (800 gauss) en puntos tales como 34 VB, 41 VB o 37 VB bilateralmente, siempre siguiendo la regla de los magnetos: lado derecho del cuerpo el polo sedante o dispersante que en Argentina es el rojo y del lado izquierdo en su punto simétrico el tonificante o negro con el objetivo de formar un campo magnético de atracción para cerrar el circuito energético. 

Esto lo complementamos con imanes de alta potencia durante 15 minutos en la zona afectada, masajes en ambos 20VB y 21 VB (puntos de acción local en el caso de una contractura de trapecios) y luego dejamos los imanes pequeños en estos puntos, por el termino de una semana, lapso en el cual los imanes siguen trabajando y ayudando a relajar esa zona. 

Es por eso que la magnetoterapia es una ciencia que colabora el tratamiento de digito o acupuntura y a la vez es un excelente complemento para continuar el tratamiento en forma ambulatoria.

Nota del Editor: La Lic. Beekman indica, al referirse a la polaridad de los imanes colocados en manos y pies, que el Sur o Positivo se coloca en mano y pie derecho, y el Norte o Negativo en mano y pie Izquierdo. No hay que perder de vista, que ella radica en Argentina, es decir, en el Emisfwrio Sur, pero en el Emisferio Norte, la polaridad es invertida.