Búsqueda personalizada

sábado, 25 de junio de 2011

Vértigo y el Biomagnetismo

por Héctor Baigorri H. y Brenda Palma M.

Siendo las causas del vértigo de origen variado, es de cierta frecuencia que los pacientes que llegan a consultar por terapia complementarias ya han intentado sin éxito el control de esta dolencia con la medicina tradicional.

Las personas que sufren de vértigo manifiestan una sensación de inestabilidad postural que suele acompañarse de náuseas y vómitos, incapacidad de mantenerse de pie en forma estable sintiendo que las cosas a su alrededor giran en torno suyo o van de arriba abajo. Puede también sentir ruidos o pitos en el oído (acúfenos)

Se clasifican en: vértigo periférico cuando se afecta el laberinto (una estructura del oído interno) y el vértigo central cuando se afecta el nervio craneal (lleva información del oído al cerebro) o los núcleos del cerebro (que procesan la información)

Infecciones bacterianas, virales o de parásitos, traumatismos cefálicos, procesos isquémicos (falta de riego sanguíneo adecuado) que afectan al encéfalo o estructuras del oído, tumores que comprometan al nervio acústico y causas idiomáticas o desconocidas son algunos de los factores desencadenantes del vértigo.
Características del vértigo periférico son: Vértigo intenso de tipo posicionad pudiendo haber nistagmo transitorio de dirección fija.

Características del vértigo central son: Vértigo leve no posicionad, con nistagmo persistente y de dirección variable.

Se debe definir si el origen ha sido de tipo inflamatorio con o sin infección, de tipo vascular cerebral, por lesiones traumáticas o producto de tumores cerebrales, ya que indudablemente el pronóstico y el tratamiento variarán notablemente en uno y otro caso.

Biomagnetismo Medico: puede identificar pares biomagnéticos localizados en la cabeza provocados por disfunción de pares craneanos o por infecciones de parásitos, virales o bacterianas que han provocado inflamaciones de las estructuras del oído o del encéfalo relacionadas con la manifestación del vértigo. Eliminando los patógenos y disfunciones de órganos y glándulas se obtienen excelentes resultados.